“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Platos

Algas comestibles: todo sobre ellas

algas comestibles

No es un fenómeno nuevo, pero sí creciente. Las algas comestibles (no todas lo son, ojo a lo que encuentres en la playa) están de moda en la gastronomía gracias a su sabor, propiedades (qué sería de más de un chef sin el agar-agar) y beneficios para nuestra salud. Muy consumidas en otros países, en España somos más de huerta en lo vegetal, así que, para muchos, todavía son desconocidas. Por ello vamos a contarte todo sobre las algas comestibles, incluido, claro está, algunos de nuestros restaurantes que trabajan con ellas.

Qué son las algas

Las algas forman parte del llamado Reino Protista, un grupo muy heterogéneo que engloba a aquellos seres vivos que no pertenecen a los otros tres reinos eucariotas: Fungi (hongos), Animalia (animales) y Plantae (plantas).

Las algas también son un grupo bastante variado. Las hay microscópicas y que pueden alcanzar los cien metros. Al igual que las plantas, realizan la fotosíntesis, pero, a diferencia de estas, nunca pasan por un estado embrionario ni tienen células especializadas que formen hojas, tallos ni raíces. Las algas, además, suelen vivir en el agua, mientras que las plantas forman parte del ecosistema terrestre.

Qué son las algas comestibles

Son aquellas algas que se pueden comer o con las que se pueden elaborar alimentos.

Beneficios de las algas comestibles

algas comestibles

Alga kelp, valorada como suplemento alimenticio.

Comer algas puntualmente es no solo delicioso, sino también positivo. Son ricas en DHA, un ácido ácido graso poliinsaturado de la serie n-3 cuyos beneficios se están estudiando, y que también se encuentra en el pescado azul. Esta ingesta se realiza en forma de suplemento, pero no con el alga fresca o seca, que es como se disfruta en gastronomía.

Son muchos los que califican a las algas como un superalimento, pero hay bastantes bulos en torno a sus propiedades que conviene desterrar, y que enumeramos:

  • No son ricas en proteínas, más bien al contrario. La espirulina , podrías pensar, sería una excepción, aunque este complemento dietético, en contra de lo que muchos piensan, procede de cianobacterias.
  • No son una fuente de vitamina B12. Lo que sí tienen son análogos de este nutriente, que en las bacterias son beneficiosos, pero no para los humanos.
  • No son especialmente ricas en hierro, y más si tenemos en cuenta las raciones que se suelen consumir de algas. Las algas nori y la wakame aportan entre el 10% y el 12% de la ingesta diaria recomendada de este mineral por cada 100 g, pero lo normal es comer unos diez gramos de estas algas comestibles.
  • Son muy ricas en yodo, así que su consumo debe limitarse en niños pequeños, mujeres embarazadas y personas con alteraciones tiroideas.

Principales tipos de algas comestibles

algas comestibles

lechuga de mar, una de las algas comestibles más famosas.

Wakame

Es una de las algas comestibles más populares, ya que es el ingrediente estrella de la sopa de miso japonesa. De hecho, Japón, junto a Corea, puede presumir de ser el mayor productor y consumidor de wakame. Tiene un dulce sabor característico y, además de la citada sopa, se suele servir en ensalada (con pepino es un básico) y como guarnición del tofu.

Por su sabor y textura, cada vez se emplea en más recetas. En el famoso Pipa & Co de Madrid, la emplean como acompañante de su tartar de atún con aguacate, y en Kirikata (el japo de los chicos de Arzábal, también en la capital) se marcan un bao de gambas y wakame de excepción.

Nori

Es el alga del sushi, de un característico color negro, aunque bajo esta denominación se agrupan productos y algas procedentes del alga roja Porphyra. Estas algas comestibles se secan (de manera parecido al papel) en tiras y se emplean para enrollar el sushi. También se puede adquirir en polvo (como saborizante) o en forma de pasta, aromatizada con soja. Su cultivo es bastante curioso, ya que se realiza en el mar, sobre redes, y se cosecha en barcos.

Date una vueltecita por nuestra selección de restaurantes de cocina japonesa en Madrid y Barcelona y ya verás cuánto emplean el nori en sus platazos de sushi.

Kombu

Es un tipo de alga parda de grandes dimensiones. Es muy popular en el noroeste de Asia. En Japón, por ejemplo, se emplea para fabricar dashi (caldo de pescado) y para acompañar el té verde, para lo que se marina. También se usa kombu para hacer seitán, el sucedáneo de carne a base de gluten de trigo.

En Sushi Kokoro (Barcelona) se usa en su excelente ensalada japonesa, con lechuga, zanahoria, brotes de soja, tofu, kombu, tomate y  salsa del chef. ¡Rico!

Arame

Es de color oscuro y está compuesta de finos filamentos. Previamente remojada, resulta deliciosa en ensaladas, aunque también es perfecta para saltearla con vegetales, pastas y carnes o pescados.

Clorela

Durante un tiempo, se pensó que esta alga unicelular podía convertirse en un cultivo masivo con el que producir alimento a gran escala. Sin embargo, las dificultades para su producción a estos niveles (luz artificial, necesidad de agua carbonatada, etc) hicieron que su interés en este ámbito se redujera. Hoy muchos lo consideran un superalimento, al atribuirle propiedades diferentes (anticáncer, eliminación de metales pesados en el cuerpo, etc), pero no demostradas con rigor científico.

algas comestibles

El sushi se enrolla con alga nori.

Dulse

La Palmaria palmata también es conocida como dulse, dillisk, dilsk o creathnach. Es un alga roja que se consume en Islandia (aquí la llaman söl y la suelen comer con mantequilla), y la zona atlántica de Canadá.

El alga dulse está muy rica fresca, aunque también se comercializa en polvo o copos. Funciona muy bien para dar sabor a las comidas y con ella se elaboran aperitivos.

Codium

Hay medio centenar de tipos de alga codium, y crece en muchas zonas del globo. Tiene una apariencia muy similar a la de una planta, por las ramificaciones. Su sabor fuerte lo convierte en un preciado aliado de cualquier cocinero que busque matices potentes. En Zoko Madrid, por ejemplo, lo encontramos en su espectacular canelón de mejillones de la Ría escabechado con manzanilla, lemon grass y codium.

Lechuga de mar

Su nombre no es casual, ya que esta alga comestible tiene las hojas rizadas, de manera que se parecen mucho a las del vegetal en cuestión.

Se empieza a encontrar cada vez más en los restaurantes de nivel. Es el caso de Kabuki Wellington – Hotel Wellington (1 Estrella MICHELIN); aquí, Ricardo Sanz hace unos futomaki de carabinero y lechuga de mar con huevas de masago y aguacate que están para ponerles un piso.

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies