“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Actualidad BCN

Cómo reconocer el auténtico Pan Tumaca

Cómo reconocer el auténtico Pan Tumaca

Celebramos el Día de Cataluña con un merecido homenaje a través de uno de sus alimentos más deliciosos: el pan con tomate o pa amb tomàquet, conocido también como pan tumaca y otros apócopes más o menos afortunados. Plato eminentemente catalán (aunque también tiene mucho arraigo en Mallorca, Aragón o Murcia) tal es la polémica que resulta de su preparación que hasta hemos encontrado que hay un libro que recoge su ortodoxa preparación: Teoría y práctica del pan con tomate, de Leopoldo Pomés. Está en la editorial Tusquets y viene cargado de recetas para disfrutar de esta delicia mediterránea.

Una preparación correcta

La preparación fidedigna del pan con tomate, si nos ponemos muy tiquismiquis, requiere algunos elementos que fuera de Cataluña pueden ser difíciles de encontrar. Aunque gracias a la globalización cada vez nos llegan más cosas, basta con tener un buen proveedor.  El tomate que mejor sirve para hacerlo es el tomàquet de sucar, o de untar. Puedes encontrarlo en grandes supermercados y verás que es pequeño, muy, muy rojo y se aprovecha de lujo: con medio tomatín puedes untar una buena rebanada.

¿Funciona bien otra variedad de tomate? Los puristas dicen que no, porque tienen demasiada agua. Igual, desde luego, no va a ser, pero si tienes un tomate carnoso a mano puede servirte para un desavío. Eso sí: si vas a honrar la catalanidad del tomate, por lo que más quieras, no lo ralles, tritures… sí, está bueno también, pero no es pan tumaca… es otra cosa.

Otra cuestión es el pan. Los cánones catalanes exigen que sea un pan payés (pagès), y a ser posible que tenga un par de días para que haya perdido humedad y absorba bien el tomate. Si no lo encuentras, una hogaza de calidad puede venirte como anillo al dedo. Pero deja el pan de molde para otra ocasión…

El aceite, por supuesto, resalta un pan tumaca de calidad y puede arruinarlo. Como siempre en esta vida, apuesta por un buen aceite virgen extra y sé generoso; si quieres puedes optar por alguno de los fabulosos óleos que se hacen en Cataluña, aunque para gustos, colores. Y dentro de esto, funciona bien desde un cornicabra a un picual. La clave está en la potencia a la que tu paladar esté acostumbrado. Por supuesto, no perdones la sal.

Orígenes de esta delicia

Como sabrás, el tomate es otro de los tesoros que los españoles encontraron durante su conquista americana, y su consumo no se extendió por la vieja Europa hasta el siglo XVIII. Desde aquí, hay un montón de teorías. La más extendida es la que afirma que los trabajadores murcianos, andaluces y extremeños, venidos de pueblos en los que había que aprovechar el pan seco, usaban el tomate para hacer las hogazas más digeribles. Sea como sea, hoy es un innegable tesoro gastronómico catalán que cuenta con variedades deliciosas en otros puntos de la península.

Bon profit!

Para festejar la Diada como se merece, te recomendamos algunos restaurantes catalanes en Barcelona. Tenemos una lista deliciosa de ellos, y en todos sirven las más emblemáticas especialidades de esta cocina mediterránea y fabulosa. ¡Feliz Diada a todos!

Restaurantes catalanes en Barcelona

El comedor del histórico restaurante Can solé.

Can Solé: Un sitio que lleva funcionando desde 1903 ya tiene el suficiente crédito como para saber que vas a comer bien. Y si encima te decimos que el lloradísimo Manuel Vázquez Montalbán estaba entre la clientela, la cosa se confirma. En Can Solé hacen unos arroces y fideuás de morirse, y trabajan muy bien el género marino en forma de zarzuelas y suquets. Imposible ponerle “peros”.

Los Caracoles: Otro viejo conocido del panorama culinario barcelonés, en el mundo desde 1835 gracias a la familia Bofarull. Algo más informal también, es conocido por sus ricos caracoles. También son imprescindibles la sopa bullabesa, las croquetas de pollo y jamón, los macarrones cardelnal y la paella de bacalao y verduras.

Julivert Meu: Ambiente castizo y comida sencilla, sabrosa, sin pretensiones de modernidad y con auténtico compromiso por la frescura. Platos tan catalanes como la esqueixada, la escalivada o el mel i mató configuran un menú infalible.

Terra Ca la Nuri: Una de las familias gastronómicas más conocidas de la ciudad nos interpreta el paisaje catalán y lo adapta a los fogones. Así, además de arroces marineros (una de las especialidades del matrimonio fundador y sus hijos, ya al mando) encontramos otras especialidades catalanas. Interesantes menús.

 

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies