“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Actualidad / Restaurantes

El necesario auge de la filosofía "slow food"

Nos encanta defender a los 4 vientos la dieta mediterránea, lo bien que se come aquí o allá y los productos de nuestra tierra, pero a la hora de la verdad ¿Somos consecuentes con nuestra cultura gastronómica?

slow food

Fuente: Wikipedia

Nuestra conversión al Fast Food

Principalmente en los países mediterráneos, siempre hemos alabado y defendido nuestras gastronomías con uñas y dientes, presentándolas como una completa y nutritiva salvación a la catástrofe culinaria que estamos experimentando en la actualidad. Pero, a la hora de la verdad y al menos aquí, somos un poco de boquilla, porque cuando llegamos a casa, somos cada vez menos los que nos ponemos delante de los fogones para hacer un plato realmente elaborado como nuestras madres y abuelas. Y es más, ya no sólo es lo que cocinamos, sino los ingredientes que usamos. Todo esto unido al poco tiempo del que disponemos nos ha ido encaminando cada vez más en la senda del Fast Food, de la lasaña y la pasta congelada, la pizza, las fritangas y guarradas en general, con sus evidentes consecuencias para la salud.

5 Motivos por los que comemos fatal

Primero: No somos conscientes de lo dañino que puede ser para la salud comer de manera no saludable. Nos pegamos atracones, engordamos

fast food

Comida rápida. Fuente: Wikipedia

unos quilos, y no es hasta que el médico te dice “te estás pasando” que te das cuenta de que has estado comiendo sin conocimiento. Nos ponemos a hacer dieta, un mes a lechuga y a sopa, y cuando estamos bien, a hacer el guarro otra vez. Así somos.

Segundo: Nos creemos que todos los productos son iguales. “Ay, es que las lentejas no me quedan como las de mi madre” o “esta tarta no sabe mucho a chocolate”, habrás oído decir muchas veces, o lo habrás dicho tú mismo. Antes de autocastigarte pensando en tus ínfimas habilidades culinarias, párate a pensar en la calidad de los productos que has usado, y probablemente te topes con la respuesta.

Tercero: Pensamos que es carísimo comprar productos buenos. Bueno, hay de todo, pero también hay que aprender a comprar y tomarse su tiempo. Porque es muy fácil coger y a golpe de hipermercado ventilarnos toda la compra en lugar de ir a varios sitios, contrastar precio y calidad y llevarte un buen producto a casa. Otra cosa que también suele suceder es que siempre intentamos reducir el gasto en la comida, y por ahorrarnos un par de euros o sólo unos céntimos en algunos casos, sacrificamos enormemente la calidad de lo que vamos a comer. ¿Compensa? Cada uno sabrá. Mi madre siempre ha sido de las que ha dicho: “viviremos de manera sencilla, pero en esta casa hay que comer bien”.

Cuarto: Nos hemos acostumbrado. Llega un momento que pensamos que lo que consumimos es lo normal. Y no es hasta que nos encontramos con la comida de casa o un buen restaurante que nos damos cuenta de lo que hemos bajado el listón.

Quinto: La comida basura sabe muy buena aunque no sea nutritiva. Una buena Burguer con patatas fritas no es un plato que odie mucha gente, la verdad. Actualmente la mayoría de las personas se guían por la palatabilidad (el buen y atrayente sabor que tiene un alimento provocando placer a quien lo consume) aunque esto no signifique que sea nutritivo. Esta satisfacción hace que literalmente nos enganchemos a la comida basura y nos cueste volver atrás.

El Boom de la cocina basura ha parecido gobernarnos durante mucho tiempo, pero últimamente, parece que vuelven a cambiar las tornas. Como bien comentaba mi amigo David Monaguillo, el Boom de la cocina creativa ha pasado a ser “El boom de la cocina tradicional” y ecológica. La crisis, el flaco favor que se le está haciendo a los agricultores y ganaderos locales, la subida de precios en algunos supermercados y que sinceramente, que lo que compramos muchas veces es caca, nos han hecho replantearnos que quizá es hora de volver a los orígenes y currárnoslo un poco a la hora de cocinar.

El concepto “Slow food”

Y es más o menos un poco de todo esto lo que conjuga el cada vez más famoso movimiento Slow Food. Su manifiesto viene a explicar que el frenético ritmo de vida actual que nos hemos impuesto nos ha arrastrado indudablemente a consumir comida rápida. Slow food se proclama como la nueva vanguardia. Ellos abogan por disfrutar de la comida y los sabores con lentitud y descubrir de dónde viene cada producto y cuáles son sus matices.

Porque ahora mismo, en un contexto en el que cada vez es más difícil darse lujos, disfrutar de una buena comida, relajado y saboreando cada matiz, está volviendo a imponerse como un placer y disfrute que puede estar más o menos a nuestro alcance.

Paralelamente a esta filosofía, surge también el movimiento “Restaurantes Km 0”, en el que se encuentran algunos reconocidos chefs y ya

Restaurantes km 0

Restaurante El Sequé (alicante). Fuente: El País

cuenta con 71 establecimientos en España. Para ser considerado como tal, tiene que haber al menos 5 platos de la carta que tengan un 40% de ingredientes de proximidad (de menos de 100 km de distancia).

Unos por enriquecer su cocina, otros por saber con qué materiales trabajan, son varios los motivos, pero todos coinciden en el mismo: Diferenciarse. Los productos regionales son únicos y su sabor es de lo más peculiar, es sano y lo más importante: No se encuentra en cualquier parte.

Realmente es muy importante defender nuestra cultura gastronómica, una cultura variada, extensa y sorprendente, pero sobre todo, es importante disfrutarla y descubrirla, porque no parará de darnos satisfacciones.

¿Te apuntas al Slow Food?

Juncal

Fuente: El País


Comparte este artículo

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies