“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Curiosidades

Homenaje gastronómico a Tarantino

Homenaje gastronómico a Tarantino

Nos encanta Tarantino y estábamos deseando dedicarle un post, así que el hecho de que Pulp Fiction cumpla 25 años (sí, amigo, un cuarto de siglo) para esto. Si eres seguidor del director, te habrás dado cuenta de que la comida tiene una gran importancia en sus cintas. Pero, si indagas un poco, verás que forma parte importante de la construcción de los personajes (la comida refleja, en gran parte, su psicología), de la trama (sobre todo es una magistral conductora de la tensión) y acompaña todas sus historias. Así que aquí va nuestro homenaje gastronómico a Tarantino, recorriendo sus películas y sus principales referencias culinarias. Esperemos que Érase una vez en Hollywood siga una senda tan comidista….

Atención, ¡spoilers!

Sangre, whisky y propinas en Reservoir Dogs

Homenaje gastronómico a Tarantino

Steve Buscemi no es de dejar propinas.

En la ópera prima de Tarantino el café cobra una singular importancia. La primera escena, de hecho, se desarrolla en una cafetería donde los ladrones, en una peculiar sobremesa, debaten sobre el verdadero significado de la canción Like a virgin de Madonna y la necesidad o no de dejar propina en los restaurantes.

En los pocos momentos en que la cinta escapa de su propia claustrofobia, los protagonistas beben whisky, comen café, batidos y tortitas en los típicos bares americanos, ajenos al complicado futuro que les espera.

¿Sabes dónde hacen unas tortitas buenísimas, con su nata, su sirope y su helado? En Garbel, un histórico espacio de Madrid que se ha modernizado con mucho éxito.

Hamburguesas tarantinianas en Pulp Fiction

Homenaje gastronómico a Tarantino

Jules es de hamburguesa fácil. Y de gatillo también.

¿Cómo no salivar cuando uno evoca las hamburguesas en Pulp Fiction? Estos bocadillos típicos de USA aparecen en varias escenas míticas de la película. ¿Cómo olvidar la conversación entre Jules y Vincent en torno al nombre del Cuarto de Libra, mítico sándwich de MacDonald’s? En esta cinta (y en Abierto hasta el amanecer) aparecen las hamburguesas de la Big Kahuna Burger? Esta cadena es ficticia, creada por Tarantino, pero proliferan por ahí las recetas para emular este rico emparedado de carne picada con queso. Que sería, por cierto, el útimo bocado del ladrón Brett. Ya sabes: el camino del hombre recto está por todos lados rodeado por la injusticia de los egoístas y la tiranía de los hombres malvados.

Hay más hamburguesas en la historia, como la que se come Uma Thurman (Mia Wallace) durante su desastrosa cita para cenar con Vincent en un diner ambientado con el mejor rock &roll (qué baile más mítico). ¡Con su batido de 5 dólares!

Contamos con grandes restaurantes de hamburguesas en Madrid y Barcelona, en los que, estamos seguros, hacen unos ejemplares como los de la película, aunque contamos con varios tipos de carne de hamburguesa para elegir a tu gusto, claro.

Jackie Brown y los cócteles

Nada como empezar el día con un zumito de naranja (con vodka).

La historia de la azafata-camello encarnada por Pam Grier es la menos famosa (y más criticada por los fans de Tarantino). Esto se debe a que es la menos violenta, la más convencional y que, al estar basada en una novela, extrae los diálogos de esta, por lo que el estilo tarantiniano se diluye bastante. Aun así, es una gran película. En ella se bebe más que se come; de hecho, uno de los protagonistas, Ordell (Samuel L. Jackson) parece tener una obsesión con el Destornillador (vodka con zumo de naranja), que aparece junto a él en muchas de las escenas en las que aparece. De hecho, una de ellas está rodada en el el Cockatoo Inn, un local real. Aunque no se comen,las bebidas también nos sirven para nuestro homenaje gastronómico a Tarantino, ¿no crees?

¿Te van los cócteles? Aquí tienes una lista de los cinco cócteles más clásicos y grandes ideas para maridar los mejores combinados con distintos platos.

Kill Bill Volumen I y II: todo muy “japo”

Homenaje gastronómico a Tarantino

Katanas y nigiris.

El plato que mejor le sabe a Beatrix Kiddo es la fría venganza que se cobra con la muerte de sus antiguos compinches del Escuadrón Asesino Víbora Letal. Hay que decir que a la pobre, desde luego, no le faltaron razones.

La comida tiene un gran protagonismo.  Es motivo de angustia (recordemos cómo La Novia intenta comer el arroz con los dedos destrozados por los entrenamientos de Pai Mei; quita la vida (el pescado envenenado acaba con la vida de este longevo guerrero) e incluso sirve como destensor en el encuentro entre Bill y la vengativa exasesina rubia.

No podemos olvidar reseñar el encuentro entre la protagonista y Hattori Hanso en la izakaya del otrora forjador de katanas. La cosa empieza con unos nigiris pero terminará de manera mucho más satisfactoria para la joven sicaria. Nosotros, eso sí, preferimos el sushi. En Madrid debemos recomendarte que te des un homenaje y vayas a visitar al mejor sushiman de España, Ricardo Sanz, que hace de las suyas en Kabuki Wellington – Hotel Wellington, en Madrid. En Barcelona tenemos La Tunateca, con una carta de sushi diseñada por el insigne Hideki Matsuhisa  , quien puede presumir de su Estrella MICHELIN.

Los nachos de Death Proof

Homenaje gastronómico a Tarantino

Frame de los nachos de marras.

Nos da igual estar totalmente sumergidos en la operación bikini: la escena en la que Stuntman Mike devora con fruición unos nachos con queso, crema y jalapeños estamos convencidos de que engorda. Entre nuestros favoritos están los nachos de TGI Friday’s: pueden reservar con nosotros en un montón de establecimientos de Madrid y y de otras  muchas ciudades de España.

Malditos Bastardos: Leche y strudel

Homenaje gastronómico a Tarantino

Así acaba el pobre strudel.

Es una de las películas favoritas de Tarantino para muchos de sus fans. ¡Cómo no adorar a sus románticos, valientes y divertidos protagonistas! En la cinta se repita la visión tarantiniana de la mesa como un elemento más de la tensión de la trama. Esto se ve perfectamente en la primera escena, en la que el sanguinario nazi Hans Landa obliga al señor LaPadite a traicionar a sus amigos judíos escondidos en el sótano, con un vaso de leche de sus vacas como testigo de la forzosa delación del francés. Sin duda, tiene miga para nuestro homenaje gastronómico a Tarantino.

El mismo cruel personaje vuelve a tener un momento memorable en una mesa, esta vez junto a la joven cuya vida perdonó, Shosanna/Emmanuel. El strudel (con nata) y, de nuevo, el vaso de leche, se convierten en parte del incómodo diálogo de ambos.

No es muy fácil encontrar el strudel en restaurantes, pues requiere de bastante elaboración. Lo encontrarás en Loving Hut (un vegano estupendo y asequible en Marid) y en Barcelona, en las cenas del Sefarad al Palau Requesens hacen un excelente strudel judío de manzana (pues es un postre askenazí). En la misma ciudad, pero en Antigua (uno de nuestros restaurantes románticos preferidos) tienen una versión de strudel de frutos del bosque sobre helado de queso de cabra y manzana que es una gozada.

Tampoco queremos dejarnos en el tintero el encuentro con los nazis, los espías y la actriz Bridget Von Hammersmark (Diane Kruger) en torno a unas cervezas y whiskies. Las consecuencias de este encuentro marcarán el desenlace de la trama. Si eres aficionado a la birra, no te pierdas este post sobre restaurantes para beber buena cerveza y comer de lujo, claro.

Django desencadenado: cerveza y un vino delator

Homenaje gastronómico a Tarantino

La tarta blanca de la casa de los negreros.

La mesa vuelve a convertirse en el lugar donde se dilucidan las cosas importantes. Al principio de la película, y en torno a una cerveza muy bien servida por el curioso Dr. King Schultz a Django, en la que entablan las bases de su colaboración. Más tarde, en el comedor de Calvin Candie, la esposa del protagonista, Broomhilda, sirve la mesa y el vino: sus miradas a Django despiertan los recelos del sirviente Stephen. El postre de la cena es una tarta blanca (innegables connotaciones racistas), una rica tarta de coco. Hacen una la mar de buena en Valencia Orient, por cierto.

Los infames 8: darle a la cuchara

Homenaje gastronómico a Tarantino

Un momento del rodaje de la penúltima cinta de Tarantino.

Las ganas y el afán con el que los protagonistas devoran el estofado de Minnie mientras debaten sobre la ética o no en ahorcar a una mujer es una de las grandes escenas de la película. Y el guiso, desde luego, tiene muy buena cara. Si eres fan del cuchareo, haz clic y saliva.

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies