“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Actualidad

Ostras Pedrín: ostras para todos en Valencia

Ostras Pedrín: ostras para todos en Valencia

Decir que las ostras están de moda es una perogrullada. Pero se agradece que florezcan proyectos y locales que divulguen los productos con honestidad, a precios justos y con buenos estándares de calidad. Por eso nos gustan los bares como Ostras Pedrín (Calle Bonaire 23), un espacio que, desde hace unos meses, es un desnudo templo en el que disfrutan los entusiastas de este bivalvo y también para los que aún tienen remilgos a la hora de probar este molusco. Desde luego, Valencia y su panorama gastronómico están cada día mejor.

Los promotores de este proyecto, Salva Barres y Dani Puchol, han apostado por las ostras como hilo conductor y central de su negocio. No faltan, por supuesto, las novedosas ostras valencianas. Conocidas bajo el sobrenombre de Les Perles de Valencia, tienen un característico color nacarado y unas propiedades organolépticas muy peculiares, que le confieren personalidad propia. Según explican en su web (site, por cierto, muy interesante para aprender más sobre el molusco que nos ocupa), la clave está en la salinidad (más alta que si se criaran en un delta, por ejemplo) y en la temperatura del mediterráneo, donde se cultiva durante todo el año.

Ostras de Valencia.

También encontraremos ostras gallegas, algo más dulces (perfectas para maridar con la selección de cavas que hay a disposición del cliente), asturianas y ostras sometidas a algún tipo de elaboración, como con espuma, o a la plancha, en escabeche o tempura: estos bocados son perfectos para los que le hacen remilgos al animal crudo, bien por gusto o por recomendación médica.

Si algo desde luego no falta en Ostras Pedrín es sabor a mar por los cuatro costados. No faltan los ahumados, la mojama, las sardinas en escabeche, salazones, huevas de atún, maruca o mujol, conservas de calidad y otro buen pack de bocados perfectos para el vermú, como gildas, cortezas, encurtidos o un surtido de pan con aceites y sales. Manjares, de bar, porque ante todo Ostras Pedrín es un bar-bar, tan desnudo que destaca entre la generalizada parafernalia que se aplica hoy en día a la hora de abrir un restaurante. Tal vez esta desnudez alicatada sea una de las características que atraen a sus crecientes parroquianos. Y por supuesto los precios, totalmente razonables, con el objetivo de que todo el mundo pueda permitirse un bocado de lujo que no debe ser prohibitivo.

Las imágenes de esta reseña pertenecen a la página de Facebook de Ostras Pedrín.

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies