“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Rutas

Platos de Cuaresma para conseguir la indulgencia

platos de cuaresma

Estamos inmersos en Cuaresma, los 40 días que anteceden al comienzo de la Semana Santa. Más por costumbre y tradición que por cuestiones religiosas (aunque también los hay), muchos acostumbramos a renunciar a la carne los viernes y disfrutamos de exquisitos platos de Cuaresma. El bacalao es el rey, ya que era el pescado que se podía adquirir desalado con más facilidad en aquellos puntos de interior del país.

Hoy te traemos los mejores platos de Cuaresma. Como siempre, te daremos alguna idea de dónde podrás degustarlos si reservas mesa en nuestros restaurantes.

Potaje de Cuaresma o potaje de vigilia

El Señorío de Alcocer siempre ofrece potaje de vigilia en temporada.

El potaje de garbanzos, bacalao y espinacas es un guiso muy completo, rico en proteínas, hierro y vitaminas. Es típico de estas fechas ya que no contiene carne y sirve para calentar el cuerpo ante los rigores del invierno.

Hay muchas variantes de esta receta: se puede hacer con o sin huevo duro, con o sin sofrito, sin pan o con él… depende del cocinero y de las costumbres familiares. Resulta, en cualquier caso, un plato delicioso, reconfortante y económico.

En Madrid podemos disfrutarlo en diferentes restaurantes. Uno de ellos es el castizo Casa Perico, templo de los platos de cuchara de Madrid. Si lo prefieres, también tienen un sabroso  bacalao con tomate, muy típico de estas fechas. En el navarro Señorío de Alcocer también lo hacen en estas fechas, coronado con huevo duro. También está en Dantxari, otro referente de la cocina vasco-navarra.

En la madrileña Casa Ricardo hay que esperar un poco para disfrutarlo, en el marco de sus Jornadas gastronómicas del Bacalao. Del 20 de marzo al 10 de abril de 2018 ofrecen este delicioso guiso junto a otros platos protagonizados por este pez.

Pavías de bacalao

En La Pavía de Chamberí no te puedes perder sus platos de bacalao.

El bacalao es imprescindible en la cocina de Cuaresma, y esta variante frita tiene especial predicamento en ciudades como Madrid. El bacalao es un pescado blanco y poco graso, rico en vitaminas y minerales. No obstante, el rebozado de esta receta aumenta el número de calorías, así que, si se sigue una dieta de control de peso, conviene tener cuidado.

En la capital los puedes disfrutar, como uno de los platos estrella, en La Pavía de Chamberí, sitio especializado en bacalao donde, en estas fechas, se come de lujo. En el mismo barrio también disfrutarás de los soldaditos de pavía en Las Reses. Más en el centro, En el Café de Oriente ofrecen una exquisita degustación de bacalao en tres recetas: a la vizcaína, al pil-pil y en forma de pavía. Y por supuesto, no podían faltar las pavías en Viva Madrid, otro veterano de la cocina matritense.

Para los que andan por Barcelona, no te pierdas la pavía de bacalao con piquillos y mayonesa de Tapas Market. El secreto de su jugosidad está en su rebozado, con harina y cerveza.

Pimientos rellenos de bacalao

Pimientos rellenos de bacalao: la gloria está en un plato.

Esta es otra exquisitez que en los días previos a la Semana Santa triunfa mucho. En Madrid nos rendimos ante los que preparan en La Chulapa de Alcalá. Te recomendamos que optes por su Plan Redondo, un completo menú con todo incluido por 25 euros. Entre los primeros, aparece este excelente entrante.

También son muy recomendables los que preparan en el Rinconcito de Candela; aquí, al bacalao le añaden langostinos para conseguir un extra de sabor marino. En El Almirez, en el Barrio de Salamanca, utilizan bacalao y rape para rellenar sus pimientos, lo que otorga unos matices más profundos e intensos al plato.

Otros platos de bacalao

El bacalao es el rey de la Cuaresma.

El reinado del bacalao en Semana Santa y Cuaresma hace que sean las mejores semanas para disfrutar del bacalao. Al pil-pil, con tomate, dorado, a las natas… ¡Se cocine como se cocine te gustará!

En los últimos años el bacalao skrei se ha puesto de moda por su calidad y delicado sabor. La temporada empieza en enero y acaba en abril, así que estamos en el mejor momento para darnos un homenaje.

Muchos de nuestros restaurantes suelen usar bacalao skrei en sus platos: Atrapallada, Casa Pedro (uno de los veteranos de la ciudad), Café Colón Madrid, Dantxari, El Barril de RecoletosO’Grelo, Naia, Paradís, Poncelet Cheese Bar, Puerta 57, Viridiana, Gaztelupe, 99 Sushi Bar de Ponzano, Casa Paulino, Paulino de Quevedo y El Jamón y El Churrasco suelen tenerlo en sus cartas.

En Barcelona puedes encontrarlo habitualmente en Roig Robí, Terra Ca La Nuri y Tragaluz.

Torrijas

La Casa de Las Torrijas es un clásico de Madrid para tomar vinos y torrijas.

¿Qué sería de la Semana Santa y de la Cuaresma sin las torrijas? Sin duda, lo pasaríamos francamente peor. El súmum dulce de la cocina de aprovechamiento tiene una larga tradición en Europa, que en España se remonta (que se pueda demostrar documentalmente) hasta el siglo XV. Al parecer, este postre era la mejor manera de aprovechar el pan sobrante de las casas, más abundante en unos días sin platos cárnicos.

Hay muchas variantes de torrijas. Las más famosas son de leche o vino. El pan candeal tradicional es un excelente candidato para hacerlas, aunque también tienes variedades especiales, que encontrarás en supermercados, para que empapen bien. En Andalucía es típico tomar torrijas de miel, que se suelen preparar con un pan especial de molde, pero con rebanadas más anchas.

Las torrijas son deliciosas, pero hay que consumirlas con moderación por su alta cantidad en azúcar y calorías. Hay algunas recetas al vapor, más ligeras, pero el sabor no es ni parecido al de la variante más pesada.

En Madrid puedes tomar todo el año las torrijas que preparan en la Taberna Antonio Sánchez – La Taberna de los Tres Siglos. Son tan buenas que, al parecer, Alfonso XIII y su familia las desayunaban a diario. Otro sitio imprescindible, como su propio nombre indica, es La Casa de las Torrijas, donde las preparan de leche o vino los 365 días del año.

Lo cierto es que cada vez se ve como un postre fijo en muchas cartas. Si nos quedamos en Madrid, la encontramos en Nicomedia (junto a un cremoso helado de vainilla) o en Ferreiro, donde les dan un adictivo toque caramelizado.

En Barcelona encontramos las originales torrijas de chocolate con espuma de ron de caña, que preparan en Seventeen.

Buñuelos de Cuaresma

platos de cuaresma

¿Te apetecen unos buñuelos de Cuaresma?

Estos ricos buñuelos son típicos de los días previos a la Semana Santa. A diferencia de los de viento, se aromatizan con vino (preferiblemente dulce), limón y matalahúva, lo que les da un sabor especiado distintivo. Como sucede en los buñuelos, el punto crítico está en la temperatura del aceite: el punto correcto garantiza que no se quemen por fuera y queden crudos, o al revés.

En Barcelona preparan unos estupendos en la mítica Pastelería Hofmann.

Leche frita

platos de cuaresma

La leche frita es una masa con gran contenido en azúcar, harina y leche.

La leche frita es un adictivo (y calórico) postre que procede del norte de España. Su proceso de elaboración cambia mucho y depende, en gran medida, del recetario familiar. En líneas generales, se prepara cociendo leche con azúcar, canela en rama y un trozo cáscara de limón. Esta mezcla se añade más tarde a una amalgama de azúcar, harina y yema de huevo que se cuece a fuego suave. La masa resultante, una vez fría, se corta en porciones y se fríe. Previamente rebozadas, se espolvorean con azúcar y canela.

En Madrid hay una excelente leche frita en La Leñera, donde el toque cítrico lo aporta la naranja, y no el limón, como es más habitual. En el fantástico Dantxari acompañan el postre con salsa de naranja. En El Gamo la hacen ellos mismos, y además si reservas mesa con nosotros te ofrecen un descuento en carta de hasta el 40 por ciento. En Kantamelade la acompañan de un original helado de violetas.

Buñuelos de manzana

platos de cuaresma

Unos ricos y jugosos buñuelos de manzana.

Los buñuelos de manzana son un postre típico de la Cuaresma. Aunque contiene fruta, conviene disfrutar con moderación de este dulce broche, ya que el número de calorías es alto. Por estar hechos de manzana aguantan menos en condiciones óptimas que los buñuelos de viento o Cuaresma. Por ello, conviene hacerlos y consumirlos en el momento.

Para los que estén en Madrid y el cuerpo les pida este postre y buen flamenco, no dudes en reservar mesa en el famoso Café de Chinitas (y ya de paso, te pides un arroz antes). Los buñuelos de manzana son uno de los postres más famosos de La Rayua, en Majadahonda.

Si nos vamos hasta el barrio de Sarriá – Sant Gervasi, en Barcelona, podremos disfrutar de una variante más “animosa” en La Bodega: aquí les incorporan cazalla, un aguardiente fuerte que se popularizó en la población sevillana de Cazalla de la Sierra.

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies