“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Platos

Platos imprescindibles de la dieta mediterránea

Platos imprescindibles de la dieta mediterránea

¿Qué tal va ese duro lunes? Nosotros nos hemos despertado muy concienciados con la necesidad de cuidarnos más. Por eso queremos hablarte hoy de los platos imprescindibles de la dieta mediterránea. Esta manera de concebir la alimentación es, según la UNESCO, uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La dieta mediterránea es saludable, realmente deliciosa y muchos de nuestros restaurantes basan sus menús en sus principios. Nosotros te vamos a hablar un poco de sus fundamentos y de algunas recetas que te encantarán y que a tu cuerpo serrano le sentarán de miedo.

Qué es la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es un conjunto de recetas, principios nutricionales y alimenticios, costumbres humanas y culturales que se extiende por varios países de la cuenca mediterránea, fundamentalmente España, Italia, Portugal, Grecia, Marruecos, Chipre, Malta y Croacia. A pesar de las muchas diferencias de los recetarios de estos países, todas tienen en común elementos como la importancia del aceite de oliva, los lácteos, las grasas saludables (pescado y frutos secos) y el consumo importante de cereales y vegetales (por encima de las carnes).

La dieta mediterránea es rica en micronutrientes, emplea productos de temporada, hierbas aromáticas y condimentos que añaden sabores y matices sin abusar de la sal. Como en cualquier dieta sana, hay que evitar los ultraprocesados, y apostar por alimentos frescos o con procesados saludables, como las conservas de pescado.

La pirámide de la dieta mediterránea

dieta mediterránea

La nueva pirámide alimentaria de la dieta mediterránea.

La Fundación Dieta Mediterránea ha elaborado una nueva pirámide nutricional para adaptarse al actual estilo de vida. Junto a varias entidades internacionales y expertos de todos los ámbitos, ha creado este esquema con nuevos elementos cualitativos, pero que sigue la filosofía de la pirámide anterior. Es decir, en la base encontramos los alimentos que la sustentan, y a medida que subimos niveles hay que ir reduciendo el consumo. Se han añadido también indicaciones culturales y sociales. Más allá de la materia prima, hay que primar determinadas maneras de seleccionar y cocinarla.

El agua debe ser la bebida protagonista de la dieta mediterránea, con un aporte de entre 1.5 y 2 litros. Las infusiones herbales con poco azúcar, y los caldos bajos en sal y grasa, son complementos perfectos para alcanzar el nivel de agua. El vino solo debe tomarse en las comidas y con mucha moderación.

Por supuesto, el ejercicio físico (según la edad, condición y estilo de vida del sujeto) es decisivo a la hora de llevar una correcta dieta mediterránea.

El aceite de oliva

dieta mediterránea

El aceite de oliva (mejor si es virgen extra, el verdadero zumo de la aceituna sin aditivos) debe ser la principal grasa de adicción de cualquier plato de la dieta mediterránea que lo requiera. Hay muchos beneficios del aceite de oliva para tu salud; entre ellos destacamos su riqueza en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados, por lo que ayuda a tener un corazón saludable. Es un alimento con tradición milenaria en España, Italia, Marruecos y Grecia.

En Madrid te encantará la colección de aceites de oliva virgen extra que tiene Manu Urbano en La Malaje. Su amable jefe de sala te obsequiará con una cata, y conoce el tema en profundidad, así que no dudes en preguntarle por las múltiples variedades con las que trabajan y las novedades.

Si buscas experiencias únicas en restaurantes con Estrella MICHELIN, seguro que te encantará la propuesta de Instantes Michelin, menús especiales para los usuarios de Vía Michelin en varios restaurantes con una o dos estrellas. Iván Muñoz, en Chirón (Valdemoro) nos deleita con una cata de aceites de oliva de la Comunidad de Madrid con panes de masa madre.

Platos muy vegetales

dieta mediterránea

Las Raíces del Wellington, en el conocido hotel con huerto propio.

La dieta mediterránea se caracteriza por incluir gran cantidad de verduras, hortalizas y frutas, que aportan la mayor parte de las vitaminas, minerales y fibra diaria. Gracias a sus componentes, ayudan a cuidar el sistema cardiovascular y previenen ciertos tipos de cáncer.

No solo se trata de comer ensaladas, sino que los vegetales pueden ser elementos protagonistas de una cocina más elaborada. En Barcelona tenemos el mejor ejemplo de cocina vegana y vegetariana con The Green Spot. Sus platos te sorprenden no solo por sabor, sino por originalidad. ¡No echarás de menos la carne!

En Madrid tenemos varios espacios que se caracterizan por su buen manejo de las verduras. Es el caso de Casa Pablo (Aranjuez) y sus estupendas verduras de la Vega matritense, deliciosas en forma de su menestra de verduras de la huerta gratinada, por ejemplo. En Las Raíces del Wellington tienen su propio huerto (el más grande en un hotel en Europa), con alternativas tan deliciosas como su coca de verduras con pesto.

Aún no trabajamos con él, pero Floren Domezáin (Madrid) es uno de los restaurantes de verduras más famosos de España.

El pan y los cereales, a diario

dieta mediterránea

Los hidratos de carbono saludables que nos aportan el pan, la pasta y los cereales son una fuente de primer orden para dotar de energía a nuestro organismo, y deben consumirse a diario. Y de verdad, créenos: ¡el pan no engorda!

En Zoko Madrid trabajan directamente con una de las mejores mejores panaderías de España, La Panotheca, que les surte de toda clase de exquisitas piezas. Además preparan ricos arroces; nuestro favorito sin duda es el arroz ‘japo’, con gyozas, salteado de arroz ‘japo’ y un adictivo final caldoso. Es para compartir pero querrás comértelo entero.

En Arrocería Daniela preparan el arroz de 30 formas diferentes, y además, si reservas con nosotros podrás disfrutar de un descuento del 30 por ciento.

En Barcelona hay varias arrocerías destacadas. Nos encantan las propuestas de Terra Ca La Nuri (menuda gozada es su arroz con verduras de temporada) y la amplísima variedad de arroces de L’Arrosseria Xàtiva: melosos, paellas, arroces de carne, caldosos, de pescado y marisco, a banda, de temporada…

Alimentos de temporada y frescos

dieta mediterránea

La dieta mediterránea es rica en productos de temporada (más económicos y sabrosos) y en ella predominan los alimentos frescos. No todos los alimentos procesados son malos: siempre hay que evitar los ultraprocesados, pero las conservas, frutos desecados sin azúcar o harinas fortificadas, por dar solo unos ejemplos, son muy sanos.

En Restaurantes.com trabajamos con varios espacios que se caracterizan por trabajar con carta de estación para aprovechar el mejor momento de muchos alimentos. Un gran ejemplo es Sergi de Meià, en Barcelona, que conoce al dedillo la huerta catalana y continuamente cambia su menú para adaptarse al mercado. En Madrid tenemos un gran ejemplo en Paulino de Quevedo: sus alcachofas guisadas con pulpo (estamos en temporada de alcachofa) y la ensalada de invierno con perdiz escabechada y granada son dos claros ejemplos de esta apuesta por lo mejor de cada estación.

Lácteos a diario

dieta mediterránea

Los productos lácteos deben consumirse a diario en la dieta mediterránea. Aunque pueden ser algo grasos (sobre todo en el caso de los quesos más curados), aportan proteínas de alto valor biológico, minerales y vitaminas. El consumo de lácteos fermentados como el kéfir y el yogur está asociado a beneficios intestinales por los microorganismos vivos que contienen.

En Madrid contamos con un conocido restaurante para amantes del queso. Es Poncelet Cheese Bar, un espacio de diseño con más de 150 variedades de quesos de autor y artesanos. Si reservas con nosotros, además, te espera un descuento del 30 por ciento. Hay platos con queso que te volverán loco, como los bombones de queso manchego o el risotto de setas.

En Barcelona tenemos a los chicos de Mussol, que están trabajando con ahínco para surtirse de proveedores de proximidad. En su carta encontramos una tabla de quesos catalanes que es una verdadera maravilla.

Vino sí, pero con moderación

dieta mediterránea

El vino es la bebida alcohólica con más tradición de la dieta mediterránea, pero debe consumirse a con moderación y, principalmente, en las comidas. Sin embargo, ir de vinos ocasionalmente no es perjudicial. Consulta nuestro post de restaurantes para amantes del vino y descubre las mejores bodegas de Madrid y Barcelona.

Consume fruta fresca

dieta mediterránea

La fruta tiene una gran importancia en esta dieta. Ya sea como tentempié o postre, o dentro de recetas saladas, aporta nutrientes de calidad, agua y fibra. Estamos en temporada de fresas, así que varios de nuestros espacios las usan en sus dulces finales. Es el caso de Tatel y su golosa tarta de milhojas de fresa.

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies