“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Curiosidades

Platos rusos para vivir el Mundial de fútbol

platos rusos

Estamos calentando motores, deseosos de que arranque el mundial de fútbol, que este año se celebra en Rusia del 14 de junio al 15 de julio. Para celebrar este mes de atracón de balompié, en Restaurantes.com te vamos a dar una idea para meternos en situación, gastronómicamente hablando: probar algunos platos típicos de Rusia en nuestros restaurantes. Piénsalo bien: es más agradecido que ir a jugar al fútbol (ya hace demasiado calor) y además aprendes de otras culturas mientras te pegas una buena cena o comida.

¿Qué te parece?

Blinis

Con la eclosión del vodka como bebida imprescindible (para muchos iba a ser el nuevo gin-tonic) hace años que es habitual en nuestro país comer blinis. Estas pequeñas tortitas, típicas de Rusia pero también de otros países eslavos (como Ucrania o Polonia) se elaboran con harina, huevos, leche y levadura, muy parecidos a las crepes. Pueden freírse, hornearse y comerse con o sin relleno.

En Rusia se comen de muy diferentes acompañamientos: con pescados ahumados, huevas, caviar, nata agria, ensaladas, compotas… a gusto del comensal.

El origen de los blinis es muy antiguo y se remonta a tiempos precristianos. Por su forma redonda se asociaban al sol, y eran platos muy ligados a las fiestas paganas de Maslenitsa (especie de carnavales) y a la de Kupala, que conmemoraba el solsticio de verano.

En Madrid es obligatorio probar los blinis de KIEV Café Racer Club 70. De hecho, hay un apartado exclusivo en el menú para estas crepes eslavas con casi una decena de alternativas. Los hay de caviar, con arenque, surtidos, relleno de salmón con queso feta y smetana, con carne y verduras, con caviar… ¡no olvides acompañarlo de un chupito de vodka!

En Nomo’s, un conocido restaurante fusión del barrio de Salamanca, sirve un jugoso tartar de salmón con tomate, cilantro y aceite de sésamo sobre unos blinis, en lugar del clásico acompañamiento de tostaditas crujientes.

Como hemos dicho, los blinis también pueden ser un postre (el ruso es muy goloso, por lo general). En Gribok te sirven un delicioso blin con dulce de leche.

En Barcelona puedes disfrutar de unos ricos blinis con salmón ahumado en Nubar, el “pequeño hermano gemelo” de Nuba, uno de los restaurantes más sofisticados de la ciudad condal. El mismo plato lo encontramos en Opium Barcelona, una de las terrazas y clubes más exclusivos de la capital catalana, y en Pachá Barcelona, lugar imperdible de los noctámbulos.

Strógonoff

La ternera Strógonoff (o solomillo Strógonoff) es una de las recetas rusas de carne más populares. La carne, en tiras finas, se acompaña de setas, cebolla y una salsa a base de crema agria. Puede acompañarse con patatas fritas y es habitual que se sirva sobre un lecho de arroz.

Parece ser que el creador fue el cocinero del conde Pável Aleksándrovich Stróganov en el siglo XIX durante un certamen culinario, el famoso general ruso, inventó la receta durante una competición de cocina en San Petersburgo. El plato fue popularizándose con el tiempo, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial.

En Barcelona es una de las especialidades del restaurante Ekaterina, uno de los pocos restaurantes rusos que hay en la ciudad y que cuida especialmente la autenticidad de todas sus recetas.

En Madrid, nos quedamos con el que preparan en Las Noches de Moscú, un restaurante que recrea la elegancia de esta ciudad y el amplio recetario ruso con una gran atención a la materia prima. Acogedor y familiar.

Sopa borsch

Conocida también como borscht o borshch, es una de las sopas más famosas de Rusia. Su intenso color rojo se lo debe a las raíces de remolacha que contiene.

Hay dos maneras de preparar sopa borsch: caliente o fría. En el primer caso lleva diferentes verduras y carnes, y puede resultar algo similar al cocido. La borsch fría solo lleva remolacha, patata, zumo de limón, azúcar y, habitualmente, crema agria que se va comiendo a la par que la sopa, y que da un toque ácido a un caldo que es bastante dulzón.

En Madrid nos encanta la que preparan en Rasputín, un restaurante ruso de obligada visita en el centro. Aquí le añaden carne, verduras y smetana, una especie de nata agria eslava parecida a la crème fraîche francesa.

Shashlik

Estas brochetas de carne asada son tremendamente populares en Rusia, y se elaboran con carne de cerdo, ternera o cordero. Además de en Rusia, son populares en toda la zona de Asia Central; de hecho, el término Shashlik deriva de shish kebab, que es como se conocen las populares brochetas orientales en Oriente Medio.

Lo habitual es que la carne, antes de asar, se maride en limón con cebolla (aunque hay otros aliños, como el yogur con especias) y se intercala con diferentes verduras.

Para comer un buen shashlik en Madrid podemos visitar Taberna Bodega Vieja, un restaurante búlgaro que lo prepara con pechuga de pollo y verduras, y que resulta algo más ligero que con carne porcina o bovina.

Ensaladilla rusa o ensalada Olivier

La ensalada Olivier es el nombre por el que se conoce en Rusia a lo que, para nosotros, es la ensaladilla rusa. No se conoce con seguridad su origen exacto, pero sí quién fue quien la popularizó en el país: Lucien Olivier, propietario del famosísimo restaurante Hermitage, que se abrió en Moscú en 1864. Lujoso templo de la cocina francesa (en una sociedad que se fijaba en en muchos aspectos en el país galo, icono de elegancia) pronto se hizo popular una de las ensaladas. Incorporaba carnes de caza como urogallo o venado, colas de cangrejo, caviar, patata cocida, huevos duros, pepinos, alcaparras, caldo en gelatina y mayonesa. Los clientes mezclaban todo al llegar al plato, por lo que el cocinero empezó a servirla así.

Tras la revolución de 1917 y la caída de los zares, muchos potentados rusos exiliados popularizaron esta ensalada, cuya receta exacta no se conserva. A la par, en la Rusia soviética se difundió una versión pobre de la ensalada Olivier con huevos, patata, pepinillo, pollo y otros ingredientes modestos.

En Souvenir, uno de los restaurantes rusos más auténticos de Barcelona, puedes probar la ensalada Olivier. Si lo prefieres, hacen otras deliciosas y conocidas, como la de arenque en abrigo (con arenque, patata, zanahoria, remolacha, huevo, cebolla y mayonesa).

Pelmeni

Los pelmeni son una especie de raviolis muy célebres en la gastronomía de Europa del Este. La masa, a base de harina, agua, huevos y leche, va rellena de carnes de diferentes tipos. No hay certeza sobre su origen, aunque dos teorías sobresalen: para algunos, es un plato procedente de Udmurtia, donde se comían pedazos de carne picada en trozos de miga aplanadas en forma de oreja (pelnyan). Para otros, su origen está en un plato preparado por cazadores, que necesitaban recetas sencillas y fáciles de transportar.

También son una de las especialidades del anterior restaurante, Souvenir, donde los sirven en caldo o fritos con diferentes salsas y acompañantes.

Tarta Napoleón

Este postre ruso se parece a una tarta de milhoja. Consiste en un pastel en el que se intercalan capas de una especie de hojaldre (algo laborioso de hacer, por lo que se puede comprar hecho en tiendas de productos rusos) con crema y mantequilla.

Este postre se sirve en casi todos los restaurantes rusos con los que trabajamos. Rasputín, por ejemplo, es uno de ellos.

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies