“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Actualidad

Ruta gastronómica por el Madrid de Joaquín Sabina

Ruta gastronómica por el Madrid de Joaquín Sabina

Menudo susto nos dio el maestro en el Wikink Center cuando se cayó del escenario. Lo que parecía solo un fuerte golpe se tradujo, además, en un  hematoma intracraneal del que tuvo que ser operado, y que le ha tenido unos días fuera de combate en la Clínica Ruber. Afortunadamente ya está en casa y, una vez más, nos demuestra que le quedan cuerdas para rato y versos para muchos años. Estamos tan contentos que te proponemos esta ruta gastronómica por el Madrid de Joaquín Sabina, que nos acerca, vía estómago, a la ciudad de la que el jienense es el mejor trovador.

Empezamos, canallas.

Su primer piso, en la calle Tabernillas, 23

Ruta gastronómica por el Madrid de Sabina

El barrio de La Latina fue el hogar y la fuente de inspiración que un jovencísimo Sabina, aún no treintañero, encontró tras varios años en Londres, donde se tuvo que exiliar tras atacar con un cóctel mólotov contra una sucursal del Banco de Bilbao en Granada en protesta por el proceso de Burgos.

Este bloque de pisos está exactamente a 170 metros de nuestro gran italiano Al settimo cielo, un estupendo restaurante especializado en pizzas blancas: sin tomate, pero con un sabor adictivo. ¡El resto de la carta es fabulosa!

La antigua Mandrágora

El número 42 de la Calle Cava Baja tiene una gran importancia en la vida del joven ubetense que quería ser cantautor. Ahora está Lamiak, pero en el Madrid de principios de los años 80 se encontraba el famoso club La Mandrágora. Aquí actuaba junto a Javier Krahe y Alberto Pérez, y con ellos grabó La mandrágora (1981), un discazo con temas míticos como Calle Melancolía o Pongamos que hablo de Madrid. Si puedes escúchalo, y no dejes de emocionarte con la canción Nos ocupamos del mar.

Sus callos preferidos

Ruta gastronómica por el Madrid de Sabina

No lejos de aquí está la Botillería de Maxi, donde cocinan los callos preferidos de Sabina. No obstante, también le encantan los que preparan en Lhardy, un refinado espacio que gusta mucho, por su cocina y pasado histórico y literario, al cantante. Figura, cómo no, en nuestro listado de los mejores callos de Madrid. A ver si cambia de opinión…

Su barrio: Tirso de Molina

Ruta gastronómica por el Madrid de Sabina

El local de Gran Café Gijón.

La mezcla de gentes de aquí y allá, las corralas, los edificios que nos recuerdan el carácter popular del Madrid más castizo… son muchas las razones que hicieron que Sabina se enamorara de este barrio. Vive en una gran casa, rodeado de cientos de libros y con varios gatos, a los que adora.

En la Taberna Antonio Sánchez – La Taberna de los Tres Siglos seguro que le han visto alguna vez: además de ricos callos, hay un montón de platos castizos y un ambiente único, como solo lo consigue un lugar fundado en 1830.

También está muy cerca Casa Patas, donde aprecian y quieren al gran cantautor, y que no podemos dejar de incluir en nuestra ruta gastronómica por el Madrid de Joaquín Sabina por la calidad de sus cenas y sus espectáculos flamencos.

A 20 minutos de paseo desde Tirso, encontramos otro lugar que le encanta a Joaquinito: Su Café Gijón, uno de los pocos cafés literarios que sobreviven, donde se han reunido grandísimos poetas, rapsodas y artistas.

Amor por México…en un restaurante

Joaquín Sabina es un enamorado de México en general y por su cocina en particular. Tanto que en su día fue socio fundador de los restaurantes La Mordida. ¡Joaquín, descubre nuestros mexicanos, seguro que te encantan también!

Como curiosidad, te contamos que el local de la primera Mordida, en la Calle Belén, estaba el Café, donde Sabina escribió canciones imborrables como Por el bulevar de los sueños rotos.

Un ubetense que ama la cocina vasca

Desde que la ley antitabaco prohibió el consumo de cigarrillos en los locales, Sabina sale menos. Pero le gusta mucho la cocina de Gaztelupe, uno de los mejores restaurantes vascos de la capital.

El sabina de la tauromaquia

Además del Atleti, el corazón del cantante está lleno de amor por los toros. Seguro que le encantaría el rabo de toro y la cordialidad de Los Clarines, un clásico de la zona de Ventas, plaza que tantas veces ha llenado el poeta de su música.

Y si te bajas en Atocha….

Ruta gastronómica por el Madrid de Sabina

El exótico entorno tropical de Samarkanda.

Reserva en Samarkanda, un restaurante de cocina creativa muy original que se encuentra en el hermoso jardín tropical de Puerta de Atocha. Si quieres imbuirte del ambiente de la canción Yo me bajo en Madrid, descubre el bullicio desde este peculiar restaurante, ideal para tu ruta gastronómica por el Madrid de Joaquín Sabina .

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies