“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Rutas

Ruta por los mejores platos con huevo de Madrid y Barcelona

Ruta por los mejores platos con huevo de Madrid y Barcelona

Hoy la cosa tiene huevos, y que no te suene mal. El pasado 13 de octubre fue el Día Mundial del Huevo y un montón de países se unen para homenajear y poner en relieve el valor nutricional de este alimento. El huevo tiene proteínas, vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales y ácidos grasos que benefician la salud cardiovascular. Además es bajo en calorías. En Restaurantes.com nos encantan los huevos de todas las maneras posibles, así que, aprovechando la jornada hemos querido hacer una ruta por algunos de nuestros platos en los que el huevo es protagonista. Frito, escalfado, en tortilla… ¡Si es que nos lo comemos de cualquier manera!

Platos con huevo en Madrid

Los huevos al Jerez con almejas de La Malaje.

La Malaje: A Manu Urbano le encantan los huevos y los maneja con reconocida maestría. Dicen muchos que su tortilla de patatas ‘La Malaje’ está entre lo mejorcito del género en Madrid. Ahí no queda la cosa, porque tiene otros muchos platos, en barra y sala, en los que lo emplea con éxito. Para los originales, ofrece sus huevos al Jerez con almejas. Más clásicos, pero igualmente exquisitos, son sus huevos con pimientos del piquillo asados en leña, el boletus al oloroso con yema de huevo y la tosta de bacalao desmigado con huevo frito.

Arzábal – Museo Reina Sofía: Como el verano parece empeñado en no abandonarnos, apetece mucho una terraza. Y pocas tienen el nivel de la de los chicos de Arzábal en el Reina Sofía. Su cocina de taberna ilustrada en un entorno mágico y vegetal cuenta con grandes platos. Hoy resaltamos su sartén de huevos de corral con trufa.

Botín: Este clásico restaurante (el más antiguo del mundo, según el Libro Guinness de los Récords) tiene una sección especial en su carta dedicada a los huevos. Brillan con luz propia en su revuelto de la casa (con morcilla y patatas), en forma de tortilla de gambas y revueltos con espárragos trigueros o salmón ahumado.

Goizeko Kabi: Este restaurante marinero se rinde a los encantos del huevo, que incluye como relevante actor en muchos de sus platos. Nos quedamos con dos propuestas de lo más exquisitas: su huevo souflé Goizeko con trufa rallada al momento y el huevo roto con espárragos y jamón ibérico reserva. Difícil elegir, ¿verdad?

Ana La Santa: Está de moda hacer la tortilla de patatas al momento. Y así la hacen, rigurosamente, en Ana La Santa. Realmente, triunfarás con cualquiera de sus propuestas mediterráneas, y adorarás pasar el rato en su precioso local. Además está en la Plaza de Santa Ana y tiene terraza… ¿Se le puede pedir más?

El steak tartar de Toque de Sal, con su canónica yema.

Toque de Sal: No hacen falta excusas muy elaboradas para escaparse hasta la calle Ponzano y disfrutar de las mejores opciones de picoteo. Entre las últimas incorporaciones a la vía más gastronómica está este precioso espacio. Si nos gusta el huevo, no podremos dejar de devorar su tortilla de trufa y emmental con pan con tomate, el steak tartar con yema o el parmentier con huevo de corral.

Pajarita: La creatividad y la falta de monotonía mandan en la carta y la cocina de este innovador restaurante. Si la cosa va de huevos, es muy recomendable su creación un dos tres Malasaña, unas ricas patatas ultra crujientes con huevo a 70 grados y crumble madrileño. ¿Te animas?

Atrapallada: La cocina gallega debería ser Patrimonio de la Humanidad. Mientras esperamos a que la Unesco se dé cuenta de esta carencia en su lista de tesoros, te recomendamos que pruebes los platos de este gallego sofisticado. En concreto, hoy fijamos nuestros hambrientos ojos en sus huevos de corral con patata confitada y picadillo de jamón ibérico. Salivando estamos…

Viridiana: David Muñoz considera a Abraham García como uno de sus grandes maestros. Así que, si deseas conocer la génesis de la cocina creativa en España, debes reservar en el restaurante de este genio. Dos de sus mejores platos están hechos con el alimento que hoy nos ocupa: los huevos de gallinas en libertad (vigilada) sobre mousse de hongos (“Boletus edulis”) y trufas frescas y su tocinillo hecho en el cielo a la flor de naranjo con bayas silvestres.

Habanera: Cuando cerraron la cafetería Riofrío lo lamentamos mucho (sus palmeras de chocolate eran sublimes) pero nos consolamos con su genial sustituto, Habanera. Los huevos son protagonistas en sus cartas. Si vamos de brunch, no debemos resistirnos a los huevos benedictinos, presentados sobre un scone inglés, o bien en versión latina con arepa cubana. En la carta de entrantes (La Picadera) puedes gozar de lo lindo con su tortilla trufada con espuma de patata y con los huevos fritos de corral con boletus a la plancha y foie.

Platos con huevo en Barcelona

El vanguardista comedor de Citrus.

Citrus: Nos gusta por su decoración, su inmejorable ubicación y, claro está, por la propuesta gastronómica, que rezuma creatividad y alma mediterránea. Los “huevoadictos” deben probar los huevos estrellados de la casa y las milhojas de setas de temporada con huevo poché y virutas de foie. ¡De diez!

L’Arrosseria Xàtiva Les Corts: El arroz es una de las especialidades, pero los huevos son protagonistas en muchos de sus deliciosos platos. No te pierdas el trinxat de huevo frito, patata paja y gambas al ajillo ni la fritura de chanquetes con huevos. Si te apetece arroz, lo incluyen en dos de ellos: cocido con arroz basmati, pollo y cebolla en el pulav y el clásico arroz a la cubana, con su reglamentaria salsa de tomate, panceta, huevo frito y plátano maduro.

Bouquet del Hotel Hesperia Tower: El huevo, cocido, es uno de los ingredientes de su ensalada Tower, una sanísima alternativa para cuidarse a base de lechuga, tomate cherry, cebolla crujiente, aguacate, aceituna Kalamata y queso feta. Toda la carta, confeccionada por Juan Cornejo, está al 30 por ciento si reservas con nosotros.

Napoli Prima e Dopo: Sus pizzas son una auténtica delicia, porque las elaboran de forma artesanal y muchos de sus ingredientes provienen de Italia. A nosotros nos gusta especialmente la Barcellona, una sabrosa combinación de huevo, tomate, mozzarella, beicon y pimienta negra molida. ¡Fantástica!

Salamanca: Es muy conocida la excelencia de los pescados, mariscos y platos castellanos de este espacio de La Barceloneta. Nosotros hoy queremos destacar un dulce postre elaborado con huevo: su flan casero, que sirven con nata, y que está para chuparse los dedos. Nada que ver con esos que venden en supermercados…

Una hamburguesa con huevo de Filburg – Josep Tarradellas.

Filburg – Josep Tarradellas: Sin duda, una de nuestras hamburgueserías favoritas por varias razones: la carne, que pican a diario, es exquisita; el pan es muy jugoso; las recetas son fantásticas… Nos alucina, vaya. Si eres de los que aprecia tanto como nosotros el escalofrío que supone morder una hamburguesa y que se resbale la yema de huevo frito, pídete la de buey (con trufa y cebolla caramelizada) o la supreme (con queso, cebolla caramelizada y su salsa barbacoa). Si te apetece algo distinto, sus crazy eggs son buena opción: son ricas patatas con salsa barbacoa Filburg, cebolla crujiente y un par de huevos.

Eixampeling: Tienen un montón de platos con huevo, y eso es algo que nos congratula. Entre ellos, destacamos los deliciosos huevos a la florentina, su provoleta con toque de huevo y la deliciosa tortilla de patatas en montadito. Si te va el mundo del brunch no dejes de probar sus huevos benedict y los trufados: ¡pareja de ases! También nos entusiasma el crepe con huevo campero y virutas de jamón.

Agua: Es un restaurante que cuenta con una de las terrazas más solicitadas de Barcelona, y no es para menos: es maravillosa. Está al  nivel de su carta marinera, poblada de propuestas exquisitas a base de pescados y arroces, fundamentalmente. No dejes de decantarte por estas alternativas, aunque si eres fan del superalimento que hoy nos ocupa, su huevo de payés con patatas fritas y jamón está de miedo.

Roca Moo – Hotel Omm: Tenemos el orgullo de colaborar con este increíble espacio, galardonado con una estrella Michelin, dirigido por Felip Llufriu y asesorado por los hermanos Roca. De su original carta, que versiona con creatividad la cocina catalana, destacamos dos platos “hueveros”: la tortilla de trufa negra, cremosa, y la sopa de cebolla con huevo de corral, jamón ibérico y queso Idiazábal.

Carpe Diem Lounge Club – CDLC: Para los clubbers, los gastrónomos, los que buscan un entorno especial y único… este exótico espacio gusta a todos gracias a su fusión de sabores orientales. Dos son los platos especialmente recomendables que llevan huevo y que te atraparán: su versión del clásico tailandés pad thai (fideos de arroz, gambas, calamar, vegetales, cacahuetes, huevo y brotes de soja) y el pollo vietnamita, marinado y aderezado con huevo, vegetales y frutos secos.

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies