“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Curiosidades

Tipos de cerveza y maridajes

Tipos de cerveza y maridajes

Hoy vamos a hacer un post muy refrescante: analizaremos los principales tipos de cerveza y maridajes que le pegan a cada una. ¿Qué hay mejor que refrescarse de este calor con una buena cerveza? Pues añadiéndole a la cosa un plato que encaje a la perfección. Hay muchas maneras de clasificar las cervezas por tipos; nosotros vamos a atender al tipo de fermentación con que se elaboran.

Cervezas de baja fermentación o Lager

cerveza artesana

Constituyen el grupo más numeroso de cervezas. Tienen mucho sabor a lúpulo y se elaboran cociendo la malta de color claro. La levadura de estas cervezas actúa a baja temperatura y, pasados unos diez días, caen al fondo de la cuba. Pasamos a numerar y comentar las principales:

  • Bock: No hay que confundirla con la cerveza Bock de Venezuela. Esta cerveza es de origen alemán, bastante fuerte y con unos 6 grados. También se conoce como bock a las jarras de beber cerveza tradicionales, muy similares a las chopp. Suelen ser de cerámica o peltre. Maridan muy bien con quesos suaves y asados, así que te proponemos el fantástico sándwich reuben con chips de verduras de Llop, a base de pastrami caliente, queso suizo, chucrut y salsa rusa.
  • Helles: Es una cerveza muy consumida en Baviera y en el sur de Baviera, con una densidad primitiva del mosto (antes de fermentar) de entre un 11 y un 13 por ciento. Su color varía de amarillo claro a negro. Se confunde bastante con las tipo Lager y Export. Las cervezas Helles maridan muy bien con las salchichas tipo Bratwurst, típicas de Alemania. Estas, y otras clases de esta riquísima especialidad germana, las encontrarás en Kruger (Madrid), uno de los restaurantes alemanes más famosos de la capital.
  • Kellerbier: Son cervezas sin filtrar, con una turbiedad natural, que se suelen ofrecer en tabernas en las que se elaboran cervezas, aunque también se pueden encontrar embotelladas. Tienen poco contenido carbónico y conviene que se beba fresca. Dentro de nuestro especial de tipos de cervezas y maridajes, en esta categoría recomendamos hermanar las Kellerbier con el queso Comté, un queso típico de Francia que puede pesar hasta 40 kilos, a base de leche cruda de vaca de diferentes cooperativas.Lo encontramos en la selección de quesos del mundo de Arzábal – Museo Reina Sofía.
  • Export o Dortmunder: Originaria de Dormund, la ciudad de Alemania que más cerveza produce.  Es una cerveza pálida alemana, en cuya elaboración se empleia menos lúpulo y bastante aromática. Es una cerveza que casa muy bien con la cocina asiática condimentada, así que sería perfecta para los exóticos platos de Sasha Boom, el gran espacio de Jaime Renedo.
  • Pilsen: Es una de las cervezas más habituales. Se empezó a hacer en el siglo XIX en Pilsen (actual República Checa), con un contenido de alcohol de entre el 3 y el 5 por ciento y de color claro. En la actualidad ya no se fermentan en sótanos, gracias a la invención de los sistemas de los tanques-contenedor cilíndricos. Actualmente son cervezas claras y ligeras. Es una cerveza perfecta para platos ligeros y postres, así que nos va de miedo con la ensalada de queso feta con lechuga fresca, pistachos, kiwi y nueces, que aderezan con una refrescante vinagreta de fresa de La Luna (Barcelona).
  • Lager: Las reconocerás por su acentuado sabor. Su proceso de fabricación requiere de un proceso de almacenaje (lagered es bodega, de ahí su nombre) durante un período en condiciones de baja temperatura para limpiar las partículas residuales y estabilizar también los los sabores. Hay muchísimos tipos de cerveza Lager, y casi todas ellas funcionan monstruosamente bien con hamburguesas. Así que si andas po Barcelona, haz una parada en Bernie’s Diner Grill & Bar Barcelona. ¡Son una pasada!

Cervezas de alta fermentación o Ale

Tipos de cerveza y maridajes

La fermentación alta en las cervezas se produce en la parte superior del tanque donde fermentan las cervezas, pues las levaduras que se emplean suben a la superficie.

  • Altbier: Es una cerveza bastante oscura, con matices cobrizos y de alta fermentación, originaria de Düsseldorf.. Échale un ojo a nuestro reportaje sobre restaurantes para comer cochinillo, porque maridan muy bien con el cerdo asado.
  • Kölsch: Es típica de Colonia, de color amarillo brillante y con un prominente sabor a lúpulo. En esta ciudad lo suelen servir con morcilla, así que nosotros nos rendimos a la que ponen en Pasiones Argentinas de Alcobendas.
  • Rauchbier: Es una cerveza con un fuerte gusto ahumado, debido al tratamiento de la malta durante su proceso. Típica de Bamberg, allí se come con cebollas rellenas de picadillo de salchicha.
  • Steinbier: Su elaboración es bastante peculiar porque se sirve de piedras incandescentes que calientan el mosto durante la maceración. Por ello, una parte de carameliza y participa en la fermentación, lo que da a la cerveza es un gusto peculiar. Las carnes rojas le van muy bien, así que le iría a las mil maravillas alguna de los exquisitos cortes de ternera de 9 Reinas (Barcelona).
  • Pale Ale: Es típica de Reino Unido. Nació en Burton y debe su color más pálido (pale) a su capacidad de controlar la temperatura en el proceso de malteado y combustión. Es más pálida y consistente que las Ale habituales. Un maridaje muy adecuado lo encontramos en los quesos ingleses como el cheddar. ¿Qué tal las hamburguesas que contienen este queso de La Puerta Amarilla, en Madrid.
  • Bronw Ale: Son cervezas oscuras, con matices de chocolate y caramelo gracias al alto grado de tostado de la malta. Son muy famosas en Estados Unidos. Por su sabor intenso, nos gusta combinarla con quesos fuertes.
  • Indian Pale Ale (IPA): Se creó a finales del siglo XVIII para intentar aumentar la vida útil de la cerveza, que solía llegar agria en los viajes transoceánicos, en concreto a La India. George Hodgson, de la Bow Brewery del este de Londres, consiguió que la cerveza llegara en perfecto estado gracias a su variación de la Pale Ale, que elevó el contenido en alcohol y lúpulo para evitar el efecto nocivo de los microbios en la bebida. Consiguió una cerveza muy amarga, alcohólica y espumosa, que está últimamente muy de moda. Hermánalas con platos picantes, como los típicos de la cocina mexicana, o con recetas tailandesas, y triunfarás.

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

1 Comentario

  1. Ah y el maridaje con las lambic podrían ser los quesos fuertes, cabrales, queso azul y similares también va bien con los embutidos potentes, cecina, embutidos de jabalí o ciervo por ejemplo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies