“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Actualidad BCN / Platos

Como hacer una buena salsa romesco para triunfar en la calçotada

Como hacer una buena salsa romesco para triunfar en la calçotada

Noviembre marca el inicio de la temporada de calçots, que se extiende hasta abril y supone un auténtico ritual para muchísimos catalanes. Los calçots (calsots) son un tipo de cebolla, en concreto la tardía de Lérida, que se consume mucho en el interior y, sobre todo, en la zona occidental. Se preparan a la brasa y se acompañan de salsa romesco o salvitxada (parecida a esta pero con más tomate y menos ñora, es la “oficial” de los calçots). A continuación, es habitual comer carnes y embutidos asadas sobre las brasas de las cebollas, todo regado, a ser posible, con buen vino o cava.

A nosotros nos encanta ir a comer por ahí fuera, pero también somos cocinillas y conquistamos por el estómago. Por eso vamos a darte consejos para hacer una buena salsa romesco que te haga triunfar en tu calçotada. Y de paso, te contaremos algunos sitios para disfrutar de una, si no tienes infraestructura para hacerla.

¿”LA” receta o tu receta?

Un buen tomate marca la diferencia en tu salsa romesco.

Como en todo en esta vida encontrarás auténticos puristas, defensores de la ortodoxia extrema en el romesco. Aunque echarle chocolate nos parecería un poco peculiar, es una salsa que admite variantes según el gusto o costumbre del cocinero. Lo más normal es que incluya estos ingredientes:

  • Tomates y ajos: En una masía estarán asados al horno de leña, pero con el horno de tu piso de gas o eléctrico puedes conseguir un sabor estupendo.
  • Pan, frito en su totalidad o solo la miga en crudo.
  • Almendras y avellanas tostadas.
  • Pimientos rojos secos, preferiblemente de la variedad cuerno de cabra. Si no los encuentras puedes usar ñoras.
  • Aliño al gusto: El básico es un buen aceite de oliva (virgen extra, a ser posible) con vinagre y sal. Si buscas un toque picante puedes añadirle pimentón, guindilla, ajo crudo… al gusto.

Manos a la obra

Aunque el romesco no tiene una gran complicación, sí necesita de ciertos preparativos previos. Si usamos ñoras, deberemos rehidratarlas la noche anterior, y después despepitarlas. A continuación se asan los tomates y ajos. Si no tenemos horno de leña, es preferible usar dos bandejas distintas para las hortalizas. Con una temperatura de 200 grados, las hortalizas suelen estar listas en unos 20 minutos.

Cuando estén asados y fríos, se quita la piel a tomates y ajos. Ahora hay que hacer la picada. Los más tradicionales lo hacen a mano, en mortero o utensilio similar, majando con mucha paciencia. Lo cierto es que los resultados son estupendos también con un robot de cocina. En realidad, es cuestión de gustos con la textura: con la máquina nos quedará mucho más uniforme, mientras que la realización “clásica” la consigue más grumosa.

Tómatela como más te guste… ¡Y aprovéchala!

¿Qué tal ponerle a una hamburguesa o a un sándwich un poco de romesco?

Si vas a usar el romesco para comer calçots, lo más habitual es que la sirvas en boles para mojarlos (el babero es un pelín embarazoso pero útil). También hay quien, además, aliña un poco de escarola con la salsa como acompañamiento. Lo que te sobre puedes conservarlo (dura más o menos una semana) y buscarle otros usos: untada sobre pan con carnes frías, con mariscos o como parte de otras recetas queda fabulosa.

Ingredientes de calidad

No tienes que arruinarte para prepararla, pero la salsa te quedará mejor si prestas atención y seleccionas los ingredientes. Los tomates que parecen poliestireno, los ajos resecos, un aceite mediocre o una ñora mal hidratada provocarán que esta salsa, deliciosa per se, se convierta en un engrudo poco agradable. Tenlo en cuenta, sobre todo, si organizas una calçotada con invitados.

Dónde disfrutar de una buena calçotada en Barcelona

Can Ametller, una preciosa masía en la que las calçotadas son deliciosas.

Can Ametller: A solo cinco minutos de la ciudad, en mitad de una exuberante naturaleza, puedes disfrutar de una calçotada de excepción.

El Caliu de L’Eixample: Son unos especialistas en calçotadas en la zona más céntrica de Barcelona. Esta brasería trabaja con una carne de gran calidad, con la que los calçots maridan de auténtico lujo.

La Masia Can Portell: Atención, porque el día 21 de noviembre comienza la temporada de calçots en esta preciosa masía. Por 38,95 euros podrás disfrutar de calçots sin límite con salsa salvitxada. De segundo, debes elegir entre la parrillada de cordero, butifarras de Vallfogona con judías y patatas al caliu con alioli, un filete de ternera con guarnición o entrecot. Incluye maridaje y crema catalana de postre.

Dónde disfrutar de una buena calçotada en Madrid

El comedor de Casa Ricardo, en Madrid.

La Huerta Casa Ricardo: Este clásico de la cocina catalana en la capital también ofrece en temporada estas deliciosas cebollas con salsa romesco.

La Torre de Neila: Además de una buena calçotada, en este local de San Blas también hay otros clásicos de la gastronomía catalana como los caracoles a la llauna o las manitas de cerdo con setas.

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies