“Ni en tu casa, ni en la suya. Tenemos el lugar perfecto” Restaurantes.com

Comparte este artículo

Actualidad

Viaja con la gastronomía en el Día Mundial del Turismo

Viaja con la gastronomía en el Día Mundial del Turismo

El 27 de septiembre nos ponemos globales y cosmopolitas para celebrar el Día Mundial del Turismo. Esta jornada, adoptada oficialmente por la Asamblea General de las Naciones Unidas, quiere hacer hincapié en 2017 en la importancia de viajar de forma respetable y sostenible, favoreciendo que los viajes se conviertan en un motor económico para los países visitados y su población, y siempre cuidando de los recursos naturales y patrimoniales que se visitan.

Nosotros consideramos que disfrutar de la gastronomía de cada país, ciudad y región que conocemos encaja perfectamente con esta visión armoniosa y responsable de conocer el mundo. Hoy te proponemos un viaje (literario, aunque igual te inspira para futuribles vacaciones) por las cocinas más exóticas de los locales de Restaurantes.com. A lo mejor no puedes ir a esa isla maravillosa, pero te consuelas con un buen plato típico de ese lugar que anhelas disfrutar.

Gastronomía de Francia, la cuna de la moderna gastronomía

Coqueto y pequeñito: así es Lafayette, un excepcional francés.

La cocina francesa ha sentado las bases de la ciencia culinaria actual, y aunque ha perdido fuelle frente al auge de otras como la española o la peruana, es un referente imprescindible. Tiene muchas especificidades en función de las regiones, y hay que tener claro que, aunque la alta cocina es su principal embajadora, en general su recetario popular es muy asequible en cuanto a técnicas e ingredientes. Setas, aceite de oliva, mantequilla y lácteos, hierbas… El vino, el pan, algunas piezas de bollería como el croissant, la pastelería y el queso, por supuesto, son motivo de orgullo nacional.

Tenemos un buen elenco de restaurantes franceses en Madrid y Barcelona. En la primera puedes visitar sitios excepcionales como Lafayette (ideal para los fans de los mejores caldos), Le Château de l’Entrecôte (su plato estrella es el refinado entrecot “Café de París”) y, para algo más informal, la Creperie Sandoval: sus crepes dulces y saladas son un vicio.

Por cercanía física y cultural, hay una fabulosa representación de cocina gala en la capital catalana para todos los gustos. Los que disfruten con la cocina de Burdeos deben conocer el romántico restaurante Au Port de la Lune. En Ville es ideal para los que busquen platos creativos, mientras que Délices de France, fundado en 1966, ofrece una cocina muy clásica, con grandes imprescindibles como la quiche lorrain, el suflé o los caracoles Borgoña.

Italia, más que pizza y pasta

Una pizza de Malatesta.

La habilidad en la exportación de su vino y su aceite y la popularización de su cocina a través del cine estadounidense han hecho que sea una de las más populares del mundo. Y, claro está, que sea absolutamente deliciosa y, en general, muy asequible, inspirada fundamentalmente en producto y no en complejas manipulaciones. La pizza y la pasta son sus dos grandes embajadoras, aunque son muestras microscópicas en comparación con la amplitud de su universo culinario.

En Madrid, tradición y modernidad van de la mano en Grazie Mille Kitchen Bar, un espacio decorado con gusto neoyorquino que elabora recetas tradicionales italianas y otras más rompedoras y de tendencia, primando siempre el producto traído del país transalpino. En Chueca opera el prestigioso chef Davide Bonato, que prepara él mismo sus pastas y sorprende con otros bocados de lo más especial en Gioia. Y no muy lejos, en el centro, la Trattoria Malatesta presume de pizzas hechas en su horno de leña.

Si andamos por Barcelona, la selección también es representativa. Uno de los sitios italianos con más historia es Il Giardinetto, que, además de su interiorismo y sus vínculos con la intelectualidad barcelonesa, es famoso por su pasta casera con casi infinitas posibilidades. Si quieres una buena pizza para comer de manera informal, te encantará el Caffè di San Marco (la masa es totalmente artesana). Y para disfrutar de la cocina napolitana (una de las más famosas de Italia) déjate caer por Murivecchi: ¡todo está buenísimo!

Cocina japonesa: el embrujo que vino de Oriente

99 Sushi Bar, un restaurante para homenajes.

Hace unos años teníamos que poner una gomilla en los palillos para  manejarlos, pero ahora todos tenemos una destreza que Bruce Lee envidiaría. Como todo lo que viene de Japón, la cocina del país del Sol Naciente nos fascina. El sushi, a base de pescado crudo, se ha convertido en la preparación más famosa. Pero la cocina caliente empieza a hacerse su hueco a medida que el público demanda nuevas experiencias. La cocina a la plancha y sartén (gyozas, teriyaki, yakitori), el emergente mundo del tallarín (con el ramen por montera), la repostería (compleja y refinada) van ganando terreno. ¡Y están buenísimas!

En Madrid, la versión más divertida y creativa del sushi lo tenemos en Miss Sushi, con preparaciones llenas de colorido y sabor que, en la capital, podemos disfrutar en un montón de locales. Si contamos con presupuesto suficiente, Kabuki Wellington es una alternativa excepcional para descubrir platos llenos de tradición e innovadores de la mano del sushiman más famoso de nuestro país, Ricardo Sanz, que ostenta una estrella Michelin. 99 Sushi Bar, en Chamberí, también es un sitio excepcional con platos de nivel, aunque su versión más económica, 19 Sushi Bar, ofrece una materia prima igual de fabulosa con preparaciones más sencillas. Y en Ninja Ramen gozarás con la sopa de fideos de moda.

En Barcelona hay grandes espacios nipones. Un sitio superrecomendable es Tokyo Sushi Gracia. Makis, sashimis, gyozas… todo está increíble y tiene un 30 por ciento de descuento en carta, además. Si te gusta ver cómo se prearan las mejores piezas de sushi en directo, apóstate en la barra de Kynoto Sushi Bar. Y si te gusta el ramen, en Mutenroshi Ramen está delicioso y es muy económico.

China: la gastronomía de un gran (grandísimo) país

Comedor de Memorias de China, en Barcelona.

La cocina china que se ha popularizado en Occidente es una versión muy adaptada a nuestro paladar de la del gigante asiático. La verdad es que su gastronomía es amplísima, como corresponde a una nación con más de 9,5 millones de kilómetros cuadrados. El arroz es un alimento primordial, pero hay infinidad de platos y costumbres en función de las regiones, aunque con rasgos comunes, como la afición a la casquería, la falta de costumbre de tomar postre (mezclan platos dulces y salados) y el gusto por el consumo de té.

En Madrid tenemos buenos restaurantes chinos. Uno de los más populares de la ciudad, auténtico veterano, es China King: sus tallarines son una gozada, y la ternera con mostaza está para ponerle un piso. El Ni Hao de Arturo Soria también es muy conocido. Para un buen pato al estilo pekinés, reserva sin dilación en El Pato Laqueado de Pekín.

En Barcelona nos encanta Memorias de China, un enclave romántico con una cocina refinada y exótica, ideal para encuentros que deben ser perfectos. También nos gusta mucho Shanghai 1930, que aúna ingredientes españoles con otros chinos. ¿A que te comerías su shitake a la plancha con jamón ibérico de bellota?

Cocina fusión: ciudadanos del mundo

La terraza de Sasha Boomby Asiana.

Nuestro hermoso y cansado Planeta Azul es un lugar cada vez más pequeño gracias a la globalización, la revolución (y abaratamiento) de los transportes y a la corriente de fusión que recorre todas las cocinas del mundo, ávidas de novedades con las que sorprender. Lo más habitual es que estas hermandades culinarias estén protagonizadas por ingredientes y técnicas asiáticas (de China, Japón, Indonesia, Tailandia…) con usos e ingredientes de Latinoamérica y Europa. Además, hay muchísimas fusiones que se han ido produciendo de forma histórica. Los japoneses, por ejemplo, grandes viajeros, mezclaron su forma de cocinar con la de los países donde se asentaron, y así nació la cocina nikkei, emparentada con la peruana. Del encuentro de las culturas británica e india surgió la cocina balti. ¡Y la lista es enorme!

En Madrid hay buenísimos espacios para disfrutar de esta apuesta global. Chifa (palabra que designa la cocina chinoperuana) es perfecto para saborear las nuevas tendencias de la cocina peruana con la japonesa. En Sasha Boom by Asiana, Jaime Renedo juega con la manera de concebir la cocina de Latinoamérica y Asia. Y en Pajarita también se fusionan tendencias, países e ingredientes para una experiencia sorprendente.

Barcelona es una ciudad donde la creatividad en la cocina y el cosmopolitismo están a la orden del día. Así que no nos faltan restaurantes de fusión. Nikkei 103 es un lugar alucinante para ver lo bien que casan las gastronomías de Japón y Perú; en Spoonik, Jon Giraldo y Jaime Lieberman se divierten experimentando con la cocina mediterránea, que sirve de base para enriquecerla con guiños colombianos y mexicanos. Y en Carpe Diem Lounge Club – CDLC te esperan mil y un sabores asiáticos en un entorno de lujo.

Comparte este artículo

Rosalía. O Piti, como todo el mundo la conoce. Licenciada en Periodismo y Máster en Comunicación Empresarial por ESIC, ha trabajado en medios como Agencia Efe, ADN, Congreso de los Diputados, 11870 o Injuve. Ama escribir, leer, ver series y comer por encima de todas las cosas. Es sevillana y también le gusta la cocina. Pero prefiere reservar en Restaurantes.com y que cocinen para ella.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies